La Boulette

mi cuenta | mi compra

La Boulette

cesta

cesta vacía | 0,00 €

El Jamón Cocido

lunes, 29 de enero de 2024

El jamón cocido es uno de los alimentos más consumidos en muchos países de todo el mundo. Su sabor y sus características nutricionales lo convierten en un producto muy apreciado por personas de cualquier edad y su versatilidad hacen de él un aliado perfecto para todo tipo de ocasiones. Si quiere conocer un poco más sobre el origen de este alimento, las posibilidades que le ofrece en la cocina y dónde comprar el mejor jamón cocido, le recomendamos que siga leyendo.

jamon cocido

La historia del jamón cocido

Muchas veces, se piensa que el jamón cocido es una creación moderna. Pero, en realidad, sus orígenes se remontan hasta la antigüedad, y los primeros testimonios de jamón cocido que tenemos nos llegan desde el año 2000 a. C. en China.

Por nuestra parte, en Europa, el jamón cocido comenzó a popularizarse en la Edad Media. En esos años, se convirtió en uno de los alimentos más habituales en la dieta de los campesinos, que utilizaban la carne de los cerdos de sus propias granjas. El proceso de elaboración era muy sencillo, macerando la carne con agua, sal y especias, para, posteriormente, cocerla a fuego lento.

Este modo de fabricación y consumo del jamón cocido se mantuvo y se expandió durante los siguientes siglos, llegando a convertirse en uno de los productos más populares entre todos los públicos.

Pero, el jamón cocido tal y como lo conocemos ahora tardó un poco más en producirse. Fue allá por el siglo XIX, cuando se empezaron a aplicar técnicas de cocción y curado que permitían su transporte y almacenamiento por períodos más prolongados.

Elaboración del jamón cocido

El proceso de fabricación del jamón cocido, normalmente, consta de las siguientes etapas:
En primer lugar, se selecciona la materia prima, la cual suele ser de cerdos jóvenes y sanos. Esto se debe a que este tipo de animales es el que mejor tipo de resultado da para conseguir un jamón cocido con el sabor y la textura deseada. El tipo de carne puede proceder de distintas partes del cerdo, intentando que haya una proporción adecuada entre carne magra y grasa.

A continuación, la carne se cubre con una salmuera para potenciar el sabor y favorecer el proceso de conservación del jamón. Los componentes básicos de la salmuera son agua, sal y azúcar, aunque casi siempre se le añaden otros condimentos, principalmente especias, que le dan un toque sutil y único al jamón. En algunos casos, antes de cocer la pieza de carne, se inyecta agua con sal, fosfatos y otros condimentos para aumentar la jugosidad y el sabor del producto final.

Una vez terminada la maceración, se cuece la carne a una temperatura y durante un tiempo determinados, que varían entre los distintos productores, y, posteriormente, se deja enfriar a temperatura ambiente.

El último punto es embutir la carne en una funda natural o artificial, que permite que el jamón mantenga su forma y sabor, y facilite su posterior corte en lonchas y presentación.

Perfil sensorial del jamón cocido

El jamón cocido natural tiene un perfil sensorial complejo en el que destacan los aspectos suaves y salados y alguna nota ahumada, todo bajo una textura jugosa y compacta. Pero estas características pueden variar según cuál sea la raza de cerdo, su edad, el tipo de corte y el proceso de elaboración.

Uno de los jamones cocidos más populares es el jamón de York, que tiene su origen en Inglaterra y se elabora con cerdos de esa misma raza. Tiene un sabor más suave que los jamones ibéricos cocidos, que también son populares en nuestro país, por lo que puede ser más adecuado para los usos habituales que se le dan, tanto en sándwiches, como bocadillos, o ensaladas.

También existen variedades de jamón cocido que tienen sabores más pronunciados, por procesos de ahumado o por la presencia de especias. Cada uno de ellos puede funcionar mejor en determinados platos o con algunas bebidas.

Maridaje del jamón cocido

En general, el jamón cocido se compagina muy bien con bebidas de tipo suave. En el caso de los vinos, se suele recomendar vinos tintos jóvenes y vinos blancos y rosados secos o semisecos, ya que su sabor más ligero no predomina sobre el del jamón.

En cuanto a las cervezas, sucede algo similar, y son las cervezas ligeras las que mejor maridan con el jamón cocido. Pero hay que tener en cuenta que, en el caso de los jamones con un sabor acentuado, como pueden ser los ahumados o los jamones cocidos ibéricos, hay cervezas oscuras de tipo stout o la porter que resultan muy apropiadas.

¿Dónde comprar el mejor jamón cocido?

El mundo de los jamones cocidos es muy amplio y, en ocasiones, no es fácil encontrar un jamón cocido de buena calidad. Si se está preguntando dónde puede comprar el mejor jamón cocido, en nuestra tienda disponemos de una gran selección de jamones y de lacones, donde puede comprar lacón ibérico al corte, comprar jamón york 100% ibérico o comrpar jamón cocido trufado procedente de Italia. Puede adquirirlos online con envíos a toda España o en nuestra tienda física en el Mercado de la Paz en Madrid.

 

Área de cliente

Atención al cliente

  • 91 431 77 25
  • (de lunes a viernes, de 9h a 20h)
  • Contacto
^

X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.